Eficiencia Energética en los Data Centers

Eficiencia Energética en los Data Centers

Eficiencia Energética en los centros de datos

Los centros de datos han ofrecido por muchos años soluciones a la tecnología que día a día busca innovar, progresar y superarse, que ha abierto paso a lo que se ha conocido como la “era digital”. Sin embargo, a pesar de su necesario servicio, no es un secreto que los centro de datos están provocando un cambio cada vez más notorio en el consumo .energético. Por razones evidentes, la prevención de la eficiencia energética en los data centers es de suma importancia para las empresas, especialmente en estos tiempos. Teniendo en cuenta el suministro eléctrico, es posible evitar todos estos problemas sin afectar directamente la capacidad de procesamiento de los data center y, por ende, en la productividad y rendimiento de las empresas.

Para ello, se debe tener un cálculo continuo sobre la eficiencia eléctrica de los centros de datos.

¿Cómo se calcula la eficiencia energética en los data centers?

Como se mencionó con anterioridad, conocer la eficiencia energética es de vital importancia. Por lo tanto, las empresas deben tener claro el mecanismo necesario para calcularla, y, de esta manera, llevar un control efectivo sobre la misma.

Para medir la eficiencia, se utiliza el Índice de Efectividad del Uso de la Energía, que muchas veces es más conocido por sus siglas en inglés, PUE.

La función de dicho índice es relacionar de manera directa el consumo de energía de la infraestructura IT (es decir, los equipos IT del data center) con el consumo total de energía que entra en el centro de datos.

En este sentido, mientras más bajo sea el resultado de esta relación, mayor será la eficiencia enegética de un datacenter.

¿Cómo aumentar la eficiencia de la energía de un centro de datos?

Una vez que se sabe como calcular dicha eficiencia, en caso de ser necesario, se puede tener en cuenta algunas pautas para optimizar las cifras lo más posible.

Existen algunas cosas que pueden mejorar las instalaciones, conociéndose como pautas que podría plantearse cada empresa, considerando si existe posibilidad de mejora en cada ámbito, los cuales son los siguientes:

  • Medición: Como se mencionó anteriormente, es imposible procurar una mejora si no hay una constante medición de la eficiencia y el consumo. Al tener una medición constante, se podrá hacer una comparación en diferentes puntos en el tiempo y observar en una manera más clara si hubo mejora, desmejora o no se efectuaron cambios.
  • Control de la temperatura del ambiente: Se debe procurar siempre que la temperatura en la que se maneja el centro de datos sea la más alta, pues esto asegura mayor eficiencia, ya que se necesitará menos capacidad de refrigeración.
  • Separación de los flujos de aire: Como es bien sabido, los equipos expulsan aire caliente mientras están encendidos, por el contrario, el aire que entra en los sistemas de refrigeración es frío. Si se juntan las dos corrientes de aire de distintas temperaturas se puede generar desmejoras en el proceso, afectando incluso la efectividad de los sistemas de refrigeración. Es por ello que la separación de los flujos de aire se considera uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de optimizar la eficiencia enegética.
  • Salas modulares: Hacer uso de las salas modulares le permite a las empresas aplicar de manera periódica las innovaciones que aparecen constantemente en el mercado. Muchas de las innovaciones surgen con el objetivo de optimizar los recursos y mejorar la eficiencia de la energía.

Ventajas de la eficiencia energética en un data center

Tener control de la eficiencia de energía en un centro de datos es tanto necesario como ventajoso para los usuarios de los data centers.

Dentro de los provechos que puede sacar una empresa, se tienen dos grandes ventajas:

1.- Brinda señales de advertencia

Llevar un control de la eficiencia podría dar señales en caso de que se presenten problemas en el suministro eléctrico.

A manera de dar un ejemplo, dichas señales podrían ser el bajo rendimiento en los equipos informáticos, perdida de datos, fallos en el sistema de iluminación (parpadeo, apagones, pérdida de energía por varios minutos). Todas estas señales, entre muchas otras, podrían ser síntomas de una falla en el suministro eléctrico.

2.- Prevención temprana de problemas

Este debería conocerse como un paso previo a las señales de fallas presentadas anteriormente.

El control constante de los datos suministrados en el cálculo del PUE, junto con la efectividad del data center, brindarán los elementos necesarios para prevenir los posibles problemas que se puedan presentar en el futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
Scroll al inicio